Quien Plagia tiene frigidez mental

El plagio, literario o en el trabajo, es lo más parecido al robo y lo más parecido a que algun@ advenediz@ te quite a tu amorcito. Hoy me acaba de pasar, me acaban de plagiar el concepto básico de mi blog Besando príncipes, hasta que se conviertan en sapos! Si, es como cuando una de tus amig@s te quita a tu otra mitad, y de pronto te das cuenta que seguramente ya desde hace un rato lo miraba con ojos de cordero a medio morir y tu ni cuenta. pero al igual que con el plagio, cuando te pasa piensas:

¿Como el/ella?, ¿Desde cuando?, ¿Quien lo sabe? y resulta que efectivamente es con el/ella, que se ven desde hace meses y que lo sabe todo el mundo.

Así, que además de que literalmente te han robado, te queda cara de tont@. Cuando te han plagiado normalmente también te preguntas:

El/ella, pero si no rebuzna por que no se sabe la tonada ¿Desde cuando escribe, si no sabe ni hablar sin decir vulgaridades y encima las confunde con adjetivos? ¿Quien lo sabe? Resulta que lo sabe todo el mundo por que el perfil de que plagia es narcisista y exhibicionista.

Por lo tanto  cuando te das cuenta de que te han plagiado y la obra del plagiador esta publicada en un medio masivo de comunicación, se te queda como a mi una cara de tont@ que no hay dios que me la quite. Si alguien te roba, mejor que te roben a tu pareja que una idea….Es más fácil encontrar una pareja nueva, que una idea nueva.

Así que a modo de mantra aquí les dejo una reflexión:

Si, me roban a mi pareja, que no me de cuenta. Si me doy cuenta, que no me importe. Si me importa, que no me duela. Si me duele, que no sea mucho.

 

Si me roban una idea, que me de cuenta a tiempo. Si me doy cuenta, claro que me va a importar. Como me va a importar, voy a actuar en consecuencia. Como voy a actuar en consecuencia, pondré verde al que me plagió por que en este mundo hay que citar “” que para algo se inventaron las comillas, el pie de página y las citas bibliográficas (que también se utilizan cuando se cita un medio electrónico como es el caso).

Por que mi trabajo y mi salud emocional me costó llegar a Besando príncipes, aunque se conviertan en ranas, para que una frígida de pluma  me lo plagie y crea que cambiando ranas x sapos ya tuvo la gran idea. No amiga, no te engañes lo tuyo no es solo frigidez física a lo tuyo bonita, se le llama frigidez mental!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s