¿Comprometerse con una misma o con él?

Este capítulo es para cuando te parten el corazón. Si bien, no te va a hacer sentir mejor por lo menos espero que te haga pensar que él estaba en lo cierto cuando al dejarte dijo: “No eres tú, soy yo”. Mi recomendación cuando alguien te dice eso, es hacer caso de la sabiduría popular y aunque sea triste es verdad la máxima mexicana que reza: “Trátalos como perros y como perros te seguirán”.

En mi caso cada vez que “él de en turno” me lo decía entraba en una especie de mini crisis personal y pensaba: “Heme aquí otra vez arrepintiéndome de haber puesto los ojos en alguien que no era para mí, y a manera de consuelo me decía: La que se acuesta con niños amanece mojada”. No es que me haga la víctima y entone un mea culpa cuando termino con algún chico, al contrario cada vez me convenzo más de que no hay ni chicos malos, ni chicas malas simplemente creo que a veces nos esforzamos por embonar con una persona que no es la adecuada y sin darnos cuenta nosotras mismas nos embarcamos hacia el desastre.

Además de nuestro mal juicio al tomar decisiones emocionales creo que las circunstancias tampoco ayudan y como yo, habemos muchas mujeres victimas de un entorno social en transición. Esto es, una vez que hemos pasado la barrera de los treintas volvemos a una especie de adolescencia en la que tenemos el poder adquisitivo de un adulto, vivimos emancipadas en la mayoría de los casos, rodeadas por una corte de amig@s en nuestras mismas circunstancias y con el mismo objetivo “oculto” buscar eternamente la pareja ideal.

Tanto nosotras como ellos, nos hemos convertido en una especie de Peter Pan, rodeados de camarillas de amigos los cuales tienen el mismo nivel socio cultural que nosotros y a pesar de lo que nuestras familias desean, nos hemos convertido en eternos solteros capaces de capotear la inevitable pregunta de nuestros angustiados progenitores que a fin de cuentas se resume en una sola frase “¿pero cuando te vas a comprometer?”.

Estas cinco palabras capaces de ponernos la piel de gallina ante su sola mención, son también el eterno paradigma de nuestra existencia. Somos solteras, preparadas, cultas, con recursos y se puede decir que hasta guapas, entonces como es posible que seamos capaces de ponernos la camiseta de la empresa, viajar miles de kilómetros para “conocer el mundo”, aprender otras formas de comunicación, convivir con diferentes culturas, por favor somos capaces hasta de reciclar. Y sin embargo, no somos capaces de comprometernos con alguien que se supone que nos gusta, podríamos decir que estamos empeñadas en cargarnos la estructura social vigente.

En mi caso, creo que el problema radicaba en que inconcientemente buscaba parejas que no se querían comprometer para luego culparlos de su falta de compromiso. Sin embargo, con el paso de los años he llegado a la conclusión de que a lo mejor la que no se había querido comprometer era yo y por eso siempre me fijaba en ese tipo de hombres.

2 comentarios el “¿Comprometerse con una misma o con él?

  1. Mary dice:

    Estoy en los 28 muy cerca del peldaño 30, sin compromiso 😖 será que la que no quiere comprometerse, soy YO?

    SOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s